MENU

En el mundo de las bodas se dice que, lo que mejor funciona, a la hora de contratar proveedores, es el famoso “boca a boca”. De esta manera, ya son varios los grupos de amigos que me han permitido ser su fotógrafo de bodas de cabecera. Por el grupo al que pertenecen Nico y Virginia, tengo especial predilección, pues son de mi cole de toda la vida. Siempre es bonito comprobar como personas con las que has crecido y te has formado personal y académicamente se comprometen y dan el pistoletazo de salida a su nueva vida.

La sonrisa nerviosa, que pude comprobar en cada uno de los protagonistas de esta particular historia, fue el hilo conductor de los preparativos de Nico y Virginia. Las miradas cómplices y las caricias, se mezclaron con las risas más locas durante todo el día. Desde la Parroquia de San Pedro donde se dieron el , partieron hacia Manzanares, con parada previa en la llanura manchega para lucir el precioso descapotable en el que se dieron su primer y romántico paseo de casados sobre ruedas. Una vez llegaron al Castillo de Pilas Bonas, los príncipes se convirtieron en reyes, para celebrar y disfrutar como nunca. La familia y los amigos pusieron la animación y sobre todo la música, con dos preciosas voces con las que nos emocionaron a todos. Espero que con mi trabajo de narrador, os haga revivir vuestra historia de cuento, y disfrutéis aunque sea la mitad de lo que lo hicisteis ese día. Dadle al play!

Vestido Novia: Pronovias · Zapatos: Calenda · Tocado: D’Tiffany · Pendientes: Pronovias

Traje y Zapatos Novio: Boxly

Localización: Castillo Pilas Bonas


Comentarios
Añadir comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

CLOSE