MENU

Realizar esta sesión nunca fue una tarea fácil, pero tampoco sabíamos que iba a ser una experiencia tan bonita. Pasado ya un año de esta sesión de recién nacido a nuestra hija Fabiola, seguimos recordando cada segundo que pasamos preparándola y fotografiándola. Es sin duda, uno de los recuerdos más bonitos que unos padres pueden tener de como una especial y pequeña personita pone bocabajo nuestras vidas. Disfrutarlo aunque sea sólo la mitad de lo que nosotros llevamos haciendo desde la primera foto.


Comentarios
Añadir comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

CLOSE