MENU

Todavía tengo gratos recuerdos de esta boda internacional en el Palacio de la Serna. Quizá fue una de las primeras en las que más me exigí a mí mismo. No fue una boda de las que estaba acostumbrado a hacer. Y por esto mismo, me lo tomé como un reto para superarme.

Una boda familiar en Ciudad Real

Juan, de Argentina, y Christine, de USA, decidieron casarse en Ciudad Real, porque varios hermanos de Juan trabajan en Ciudad Real. Juan y su familia llevaban cerca de ocho años sin verse. Esta boda en Ciudad Real era la excusa perfecta para reunirlos a todos en el precioso Hotel Boutique Palacio de la Serna. De manera que, esta pareja, que reside en Los Ángeles, cruzaría el charco para vivir y disfrutar de España.

Los invitados comenzaron a llegar antes de que los novios comenzaran con el getting ready. La pareja los fueron recibiendo individualmente, porque habían organizado una boda familiar, la totalidad de invitados no superaba los 40.

Hay otros dos protagonistas especiales: ellos son los pequeños y traviesos Mateo y Lucky, sus hijos, y que nos lo hicieron pasar en grande durante toda la boda. Esta boda internacional en el Palacio de la Serna empezaba a tomar forma. Juan disfrutó de unos divertidos preparativos junto a Mateo y Lucky en una habitación cercana al patio del pozo. Y allí fue dónde se puso su traje de Hugo Boss.

Unos preparativos con bridesmaids

Christine quiso disfrutar en España, de la tradición de las batas de las damas de honor. Por eso se trajo unas batas personalizadas que fueron la sensación para sus bridesmaids. Poco a poco se iba acercando el momento de la ceremonia.

El vestido de Maggie Sottero

Los trabajos de maquillaje estaban a punto, y llegaba el momento de que la novia comenzará a vestirse. En la maleta de Christine no podía faltar su impresionante vestido de Maggie Sottero, que conjuntó con unos increíbles zapatos de Stuart Weitzman. Fue entonces cuando Christine estaba lista, y lucía realmente bella.

First Look en Ciudad Real

Al tratarse de una ceremonia civil, y con un horario tardío, les propuse a Juan y Christine realizar un first look. Se trata de una tendencia americana que consiste en darles momentos de tranquilidad a la pareja y crear un aura mágica a los novios. Esa intimidad y sorpresa son recuerdos para siempre que Christine y Juan disfrutaron, y volverán a vivir cada vez que vean sus fotos.

Ceremonia al aire libre

El bonito patio de los cedros del Palacio de la Serna fue el espacio que acogió una íntima y bonita ceremonia al aire libre. La luz iba dando sus últimos coletazos. Aprovechamos la hora azul para que los invitados les tiraran confeti a su salida del palacio. Juan llegó a coger a Christine, como Richard Gere en “Oficial y Caballero”.

Celebración y Fiesta en el Palacio de la Serna

La boda internacional en el Palacio de la Serna iba tocando a su fin. Unos muñecos de tarta muy originales fueron el preludio de la fiesta que comenzó justo cuando partieron la tarta. Momentos divertidos, y llegó la fiesta y el desenfreno.

Así es como viví una de las bodas que más me han marcado en mi carrera profesional.



Si te ha gustado este post, si quieres, puedes disfrutar de otra boda en el Palacio de la Serna pinchando aquí.

Comentarios
Añadir Comentario

Cerrar